4 de abril de 2016

¿Qué es el upcycling?


El upcycling o supra-reciclaje consiste en aprovechar materiales reciclables para crear productos que tienen un mayor valor que el que tenía el material original. Es decir, el upcycling transforma residuos en objetos de valor.

¿En qué se basa el upcycling?

El supra-reciclaje se basa en las “tres erres del ecologismo”: reducir, reutilizar y reciclar, utilizando principalmente las dos primeras.

El upcycling reduce el consumo de nuevos productos y materias primas y las reutiliza: los objetos logran una segunda vida, diferente e incluso mejor a la original. El límite lo pone la imaginación de cada persona. 

Esta reducción en el consumo, a su vez, conduce a una reducción de la energía durante el proceso de fabricación de materiales.

Por ejemplo, las latas de conservas se pueden aprovechar para hacer floreros, botes para lápices y bolígrafos, farolillos para fiestas, etc. Una simple lata de aluminio se puede decorar con pintura o papel de colores y darle un toque original. 


Origen del término upcycling

El término upcycling fue introducido por Reiner Pilz en 1994. Más tarde, en 2003, la idea de upcycling fue desarrollada por William Mc Donough y Michael Braungart , en su libro “Cradle to Cradle: Remarking the way we make things”, (De la cuna a la cuna, rediseñando la forma en que hacemos las cosas) donde afirman que el upcycling trata de reutilizar los materiales que pueden ser modificados y hacerlos útiles otra vez o darles una nueva identidad y valor.


Upcycling artístico y comercial

El ingenio y la capacidad creativa son esenciales para sacarle el máximo rendimiento al upcycling. Por ello, cada vez más artistas y empresas han incrementado el uso de este sistema, en algunos casos con llamativos y cotizados productos.

TerraCycle es la primera compañía que ha apostado por llevar a gran escala esta idea. Creada en 2001 en Estados Unidos, sus productos, como mochilas a partir de bolsas de bebida o estuches y cometas con envoltorios de galletas, son cada vez más solicitados. Sus responsables los venden en grandes supermercados o en otros países como Brasil, México y Reino Unido.

La compañía británica Elvis & Kresse utiliza desechos industriales para fabricar productos de lujo: las mangueras de incendio son la base de carteras, cinturones y gemelos. 

La tienda de diseño Gabarage, con sede en Viena, propone a sus clientes que traigan de la basura residuos como cubiertas de plástico, chips de computadoras o placas de rayos X, y las escogen para crear nuevos diseños.

Diseñadoras como Amour Sans Anguish o Supayana proponen conjuntos y ropa de moda con estilos muy diversos. 

Upcycling y mobiliario


El diseñador británico Stuart Haygarth ha ideado un candelabro con mil pares de gafas, el estudio canadiense OddFellows elabora lámparas a partir de fluorescentes y bombillas quemadas.Los diseñadores Shawn Moore y Julie Nicholson crean bancos con cajas de supermercados, botellas de gaseosa o cajas de leche, la empresa de decoración Pottery Barn propone el diseño de un candelabro con botellas de vino. El estudio de diseño español Bel & Bel ha creado una silla de oficina a partir de las piezas de una moto Vespa, la web Etsy propone cestas con bolsas de café o camas de gato con maletas, etc.



  2 comentarios:

  1. A mi este tema me encanta. Me parece que es algo que se puede hacer a mucho niveles, desde cosas muy básica a elementos más complejos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un tema muy interesante y con el que se pueden hacer verdaderas obras de arte.

      Un saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado