12 de abril de 2016

Ropa ecológica, ¿sabes diferenciarla?




Tradicionalmente a las tiendas llegaban sólo dos temporadas de ropa al año, primavera-verano y otoño-invierno, pero desde hace diez años esto ha cambiado radicalmente. La ropa barata se ha instalado en nuestras vidas y las tiendas están renovando continuamente su catálogo. Además, ahora la ropa es fabricada en cualquier rincón del planeta (donde más barato sea producirla) y la vida útil de las prendas es de tan sólo unos cuantos lavados.

Pero más allá de las cuestiones éticas y de entrar en los derechos laborales de los operarios de las fábricas… este consumo y producción desmesurada está acarreando graves problemas medioambientales: agotamiento de recursos naturales, utilización de sustancias químicas peligrosas, emisiones de efecto invernadero…

¿Cómo podemos saber si la prenda que estamos adquiriendo es ecológica?

Hace veinte años la Unión Europea creó el sistema de Etiquetado Ecológico (EcoEtiqueta o Ecolabel), un distintivo que garantiza un mínimo de información sobre el comportamiento ambiental de un determinado producto o servicio. 




"Esta garantía institucional debería suponer una ventaja competitiva al comerciante, pero sin embargo no es así porque la mayoría de la población desconoce su significado…"


Para poder otorgar la concesión de la etiqueta ecológica (Ecolabel) a los productos textiles, la Comisión de la UE decidió establecer una serie de criterios a cumplir, alguno de los cuáles son: 

  • Para el algodón y demás fibras celulósicas naturales de semillas: se fija un contenido mínimo de algodón ecológico (al menos un 95 % en camisetas, top de mujer, camisetas deportivas, pantalones vaqueros, pijamas y prendas para dormir, ropa interior y calcetines) y de algodón obtenido mediante gestión integrada de plagas. También se establecen restricciones al uso de productos fitosanitarios.
  • Para la lana y demás fibras queratínicas: se debe utilizar sistemas cerrados de circulación de agua sin evacuación de aguas residuales en las instalaciones de desgrasado de lana, que deberán ser capaces de descomponer los ectoparasiticidas presentes en los residuos y lodos del desgrasado.
  • Elastano: se prohibe el uso de compuestos organoestánnicos para la fabricación de las fibras.
  • Para la poliamida (nailon): Las fibras se fabricarán con un contenido mínimo de un 20 % de nailon reciclado de residuos preconsumo o postconsumo) y se limitan las emisiones de N2O de la producción de monómeros.
  • Poliéster: incentiva la utilización de fibras de poliéster fabricadas a partir de botellas de PET (reciclaje de plástico).
  • Polipropileno: excluye el uso de pigmentos a base de plomo.
  • Para las fibras de celulosa artificiales (lyocell, modal y viscosa): al menos el 25 % de las fibras de pasta se fabricará a partir de madera obtenida de acuerdo con los principios de la gestión sostenible de los bosques. La pasta utilizada para la fabricación de fibras se decolorará sin utilizar cloro elemental, y para la producción de fibras se establecen límites para el contenido de azufre de las emisiones a la atmósfera.
  • Para los accesorios: se establecen sustancias restringidas para los componentes metálicos y plásticos, tales como cremalleras, botones y corchetes.
Además se exige que todas las prendas textiles que posean la Ecolabel cumplan lo siguiente:

  • Eficiencia energética de lavado, secado y curado. Solidez de los colores en el lavado.
  • Resistencia de los tejidos a la formación de bolitas y a la abrasión. Durabilidad funcional.
  • Restricción del uso de chorro de arena para el desgaste de tela vaquera: no se permitirá la utilización del chorro de arena (sandblasting) manual y mecánico para conseguir un acabado desgastado de la tela vaquera.

  4 comentarios:

  1. Buen resumen de los criterios de etiquetado ecológico para productos textiles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Un buen trabajo, pena que no llegue al que produce estas prendas de vestir. Se confeccionan muy lejos de la Unión Europea y entran de una formula legal a través de acuerdos entre estados que se saltan toda la normativa europea.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado