13 de marzo de 2016

Proyecto aire limpio: crean un combustible purificando el aire


Un equipo de investigadores canadienses ha construido una instalación experimental que, por un lado, aspira aire con ventiladores y por otro lo expulsa al exterior. En medio, un líquido en flujo constante absorbe el dióxido de carbono que contiene el aire. La solución carbonatada resultante se recoge en el fondo de la instalación, el dióxido de carbono vuelve a separarse con filtros y, a continuación, se sigue procesando para convertirlo en hidrocarburo. 

¿Cuál es el objetivo de este singular proyecto?
  
El objetivo es que grandes instalaciones de este tipo asuman la función purificadora de los árboles en las zonas áridas. El hidrocarburo podría emplearse como carburante y el dióxido de carbono libreado por el uso de dicho carburante se podría volver a filtrar: asistiríamos al nacimiento de una fuente energética fósil reciclable.
  
Hasta ahora ha sido posible obtener dióxido de carbono para consumo industrial de forma más barata, pero si los costes de la energía producida de forma tradicional siguen en aumento, el modelo de filtrado podría ser una opción atractiva económicamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado