22 de octubre de 2015

La lona que absorbe la contaminación de las ciudades

La firma cosmética Shiseido ha colocado en la popular Gran Vía madrileña una gran lona publicitaria que, según la marca, limpia el aire de la polución emitida por los coches.



La famosa marca de cosméticos protagoniza una campaña singular con una lona de más de 1.000 metros cuadrados que, según sus creadores, es capaz de absorber el dióxido de carbono (CO2)  producido por los vehículos. El gran secreto de la lona es que está impregnada en dióxido de titanio, un material que permite desintegrar el dióxido de carbono (CO2). Este compuesto da lugar a la fotocatálisis, un proceso similar al de la fotosíntesis que realizan las plantas, y que permite desintegrar el dióxido de carbono en presencia de luz, aire y humedad. 

La fotocatálisis también es capaz de descomponer otras sustancias nocivas que sufrimos en las zonas urbanas, tales como los óxidos de nitrógeno y azufre (NOx y SOx), los compuestos orgánicos volátiles (COV) o el monóxido de carbono (CO).


La nueva lona elimina la polución provocada por más de 50 vehículos circulando, absorbiendo hasta un 85% de los gases de efecto invernadero producidos por ellos. Una cifra similar a la cantidad que absorberían 1.000 árboles en un año. 

Su sistema es pionero en Europa, después de que se haya implantado con éxito en Nueva York y Japón. Además, el dióxido de titanio tiene una vida útil de cinco años, mucho mayor que la de otras tecnologías que anteriormente se utilizaban en lonas de este tipo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado