10 de julio de 2015

¿Por qué es tan importante la Cumbre del Clima de París o COP 21?

El mundo se une en la lucha contra el cambio climático en la Cumbre de París, también llamada Conferencia de las Partes de París o COP 21, con un compromiso vinculante y definitivo que permita una reducción significativa de las emisiones contaminantes a partir del año 2020.



Pero, ¿por qué estamos sufriendo el Cambio Climático?

La alteración del clima de la Tierra ha sido causada por la masiva emisión de gases de efecto invernadero desde la revolución industrial hasta nuestros días.  Entre 1750 y 2010, las emisiones totales han alcanzado los 2.585.000 millones de toneladas de CO2 equivalente. Como consecuencia del efecto invernadero generado por esos gases, la atmósfera se ha calentado 0,85ºC desde 1880. El incremento de la temperatura no ha sido homogéneo en el tiempo sino que se ha acelerado en décadas recientes. La temperatura es ya, o está cerca de serlo, la más elevada en el actual período interglacial que se inició hace 12.000 años.

¿Qué se espera de la Cumbre de París?


Tras  veinte encuentros anteriores en Copenhague, Lima o Kyoto, la COP 21 o Cumbre del Clima de París se convertirá en la cita definitiva de la que debe obtenerse un compromiso vinculante internacional para la reducción de estos gases de efecto invernadero. La predisposición de gran parte de los países participantes hace pensar que es posible lograr los objetivos marcados: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % en 2030 y un 60 % en 2040 con respecto a lo establecido en 1990, y limitar el incremento de la temperatura global en menos de 2º C.

¿Cuáles son los problemas a los que se enfrentan?

La falta de éxito de reuniones anteriores ha residido fundamentalmente en los intereses y las estrategias de los diferentes grupos de países participantes.

Pese a que compromisos tan importantes deberían ser tratados siempre a nivel global, la realidad es que cada país se ve fuertemente influenciado por su situación económica, industrial, cultural, geográfica y, por supuesto, política.

¿Cuál puede ser la solución a la crisis climática?

La salida a la crisis del clima requiere una transformación del sistema energético internacional hacia una economía de bajas emisiones, una transición hacia un modelo bajo en carbono en el horizonte 2050.


Algunas de las líneas básicas, que en mi opinión, habrían de orientar esa transición podrían ser: la formulación de una visión estratégica a largo plazo, una hoja de ruta en el horizonte 2050, la extraordinaria importancia de la eficiencia energética y la apuesta por las energías renovables.

Y todo ello es posible, ya que la experiencia en países como Sudáfrica ha demostrado que el desarrollo basado en la sostenibilidad, apostando por las energías renovables, cuidando la biodiversidad, es capaz de generar inversiones y equilibrar el progreso social y económico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado