15 de abril de 2015

¿Un nuevo Prestige?

Esta mañana se ha hundido el pesquero ruso Oleg Naydenov  a 2400 metros de profundidad y a 15 millas (24 kilómetros) al sur de la punta de Maspalomas (Gran Canaria). Este viejo barco de 120 metros de eslora lleva en su interior 1.409 toneladas de fuel, que según los grupos ecologistas desencadenará un vertido debido a los daños en el casco y a la presión que debe soportar a esa profundidad.

Fuente:Salvamento Marítimo

Según fuentes oficiales, el buque se ha alejado del puerto debido al alto riesgo de explosión y también por evitar que un posible vertido acabara afectando a la ciudad de Las Palmas y a su planta potabilizadora. Pero la decisión de trasladarlo a alta mar ha tenido sus críticas, ya que un vertido en esa zona es muy difícil de controlarse. Como ejemplo tenemos el caso del Prestige que se hundió en las costas de Galicia hace más de una década, y si la memoria no me falla las actuaciones realizadas con el petrolero  también fueron muy criticadas, ya que según decían los expertos cualquier operación se complica en mar abierto y el control de un posible accidente es mucho menor en alta mar.

Afortunadamente el pesquero sólo lleva 1409 toneladas de fuel frente a las 77000 del Prestige, sin embargo el daño ecológico puede ser igual de grave, ya que el área a la que se ha trasladado el buque está protegida bajo la figura de Lugar de Interés Comunitario (LIC) por su gran valor medioambiental.

¿Existen posibilidades de vertido?

Desgraciadamente parece que la probabilidad es muy alta, ya que existen irisaciones (manchas poco compactas de fuel) que se extienden por una zona de seis kilómetros de largo.

Mi deseo es que los expertos lo hayan hecho lo mejor posible y que no se hayan equivocado otra vez. No me gustaría ver las imágenes de un nuevo Prestige en España, un barco que destruyó gran parte de la costa gallega, pero que sobre todo arruinó a miles de pescadores para los que el mar era su único sustento. Ojalá las movilizaciones que existieron en toda España, sobre todo en Galicia, con el lema “Nunca Máis” hayan servido de algo y que este accidente se quede tan sólo en una anécdota. Espero que nunca máis se vuelva a producir otra catástrofe similar en España, y ojalá nunca máis veamos chapapote en nuestras costas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado