9 de noviembre de 2015

Animales peculiares: la hormiga aterciopelada

Esta singular y bonita hormiga aterciopelada es en realidad una avispa (Mutillidae). Un tipo de avispa que, en el caso de las hembras, carece de alas, de allí su parecido con las hormigas. Además, las hembras, están cubiertas de una hermosa pelusa aterciopelada que puede ser roja, negra, blanca, plateada o dorada. 



¿Cómo se defienden de los depredadores?

Las hembras son casi invulnerables, ya que su primera línea de defensa es su color. Para empezar, ese hermoso y vistoso pelaje advierte a los depredadores de que comerla no es una buena idea. 

Además, esta singular avispa ha evolucionado para imitarse entre sí, es decir que cuando una está sola frente a un depredador puede mimetizarse con otras especies y hacer piña contra la amenaza. 

También poseen señales químicas y sonoras para espantar a los depredadores.  

En el caso de las señales sonoras: El órgano de estridulación de su abdomen se contrae y expande para producir un chirrido desagradable. 

En cuanto al armamento químico: Tienen glándulas que segregan "alomonas", químicos malolientes que manipulan el comportamiento de otra especie.

Tienen un caparazón exterior duro, resbaladizo y redondeado, así que la fuerza requerida para comer exitosamente a una de estas avispas es alrededor de once veces mayor que la de una abeja trabajadora, y casi el doble que para comer a un ciervo volante (un tipo de escarabajo).


0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado