4 de septiembre de 2015

Un coche alcanza los 105Km/h usando café como combustible

La biotecnología industrial aprovecha los residuos, microorganismos y restos de plantas para fabricar “energía sostenible”. Es el inicio de la llamada “Economía Circular”, este tipo de economía imita a la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo. La basura, los residuos, no son algo inútil de lo que hay que desprenderse, sino un producto que se aprovecha. En algunos casos incluso se convierte en un objeto de mayor valor que el que tenía antes como producto. Además el consumo de energía se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables.


Los posos de café también son fuentes para producir biocombustibles.
Las estaciones londinenses de Euston, King’s Cross, Liverpool Street, Paddington, Victoria y Waterloo han unido sus fuerzas para lanzar este curioso proyecto: recogerán los posos de café para transformarlos en “gránulos de biofuel” que se utilizarán para calentar hogares, oficinas y fábricas. 
Según Network Rail, cada tonelada de posos de café puede generar hasta 5.700 kW/h. 

¿Cómo se produce la energía?
Durante el proceso de secado se obtiene biodiésel de las grasas de los posos del café, a los posos hay que añadirles un disolvente para extraer la grasa. Con ese aceite, que está en torno a 150 gramos de cada kilo de poso seco, se obtiene biodiésel tras someterle a la transesterificación.Los mismos posos pueden contener azúcar, como el que se extrae del café torrefacto, que por fermentación da lugar al bioetanol. También, mediante procesos, como una pirólisis lenta a temperatura baja, se pueden obtener bioaceites.

Y con el resto seco se producen pélets. Los posos desgrasados y sin azúcar se pueden prensar, peletizar y convertirlos en tubitos, como se hace con las astillas de madera, para que sirvan de combustible en calderas de biomasa y genera esta es la forma más factible de rentabilizar el secado.

Los posos de café emiten menos dióxido de carbono
Se podrían emitir cinco mil toneladas menos de dióxido de carbono anualmente, lo que sin duda ayudaría al medio ambiente.

Bean Machine


Una camioneta, bautizada como “Bean machine” (“máquina de granos”), funciona con el hidrógeno generado durante el tostado del café y llega a alcanzar los 105 kilómetros por hora.

El problema es que consume 1kg de café (molido) por cada 5 km, y necesita un limpiado de filtros cada 100 km. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado