7 de junio de 2015

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa o RSC?

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medio ambiente y sobre la sociedad en general.

Sus principios son:
  • Cumplimiento de la legislación, es decir la RSC implica el cumplimiento obligatorio de la legislación nacional vigente y especialmente las normas internacionales en vigor.
  • Global y transversal, es decir la RSC afecta a todas las áreas de negocio de la empresa y de sus participantes, así como a todas las áreas geográficas en donde desarollen su actividad. Afecta por tanto, a toda la cadena de valor necesaria para el desarrollo de la actividad, prestación del servicio o producción del bien.
  • Ética y coherente, es decir la RSC comporta compromisos éticos objetivos que se convierten de esta manera en obligación para quien los contrae. Debe  existir coherencia entre los compromisos públicos adquiridos con las estrategias y decisiones de negocio, pues en otro caso se convertirá en una mera gestión de la reputación.
  • Gestión de impactos, la RSC se manifiesta en los impactos que genera la actividad empresarial en el ámbito social, medioambiental y económico. Para su gestión es imprescindible identificar, prevenir, y atenuar las posibles consecuencias adversas que se pudieran producir.
  • Satisfacción de expectativas y necesidades, es decir la RSC se orienta a la satisfacción e información de las expectativas y necesidades de los grupos de interés o stakeholders. Se tienen que generar procesos que integren las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas de los mismo´s en las operaciones empresariales y en la estrategia, de manera que se genere valor no sólo para los accionistas de la empresa, sino para todos los grupos de interés y la sociedad.



Las actividades desarrolladas en el marco de la RSC han de estar:

  • Vinculadas a la actividad básica de la empresa.
  • Tener una vocación de permanencia.
  • Implicar un compromiso de la alta dirección.
  • Existe un acuerdo sobre las grandes áreas temáticas que abarca la RSC: la económica, la social y la medioambiental. Sin embargo si algo caracteriza a la RSC es su carácter pluridimensional que afecta a distintos ámbitos de la gestión de la empresa: Derechos humanos, prácticas de trabajo y empleo, protección de la salud, cuestiones medioambientales, lucha contra el fraude y la corrupción e intereses de los consumidores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado