7 de junio de 2015

La isla de basura, un continente de plástico

Desde hace décadas, la mala gestión de basuras y residuos tierra adentro está formando acumulaciones de plástico en varios puntos del océano abierto. Hasta tal punto llega el problema que la acumulación de basura que se ha formado en el Pacífico Norte ya ha sido bautizada como la Gran Isla de Basura; y algunos expertos hablan ya de un nuevo continente. 

Buceando rodeado de basura

"Se calcula que este continente de plástico podría alcanzar un tamaño de más de tres veces la superficie de España"

¿Cómo se ha formado este continente o esta gran isla de residuos plásticos?

Toda la basura que contiene proviene de fuentes terrestres y de los barcos que arrojan sus desechos en alta mar.

Zonas de basura plástica distribuidas por los océanos

En el caso de las fuentes terrestres, se da un proceso encadenado:

1) Las fábricas elaboran productos
2) Las personas los compran
3) Los usan y los desechan
4) La basura llega a los ríos
5) Los ríos desembocan en el mar y conducen consigo los desechos
6) La basura llega al mar y forma parte de la isla o del gran continente

¿Por qué la basura se concentra en un mismo área?

La respuesta está en los patrones de rotación de las corrientes marinas. El giro subtropical del Pacífico Norte es un área remota que se mueve lentamente, captura el material de desecho de las corrientes marinas y con el tiempo, esta basura se mueve hacia el centro del giro, se acumula y queda atrapada ahí.
 
Giro del Pacífico Norte

"Se estima que en las zonas ocupadas por la “isla de basura” hay unos 5.1 kilogramos de plástico por kilómetro cuadrado de mar. Puede parecer poco, pero cuánto más pequeños son los fragmentos en los que están repartidos estos cinco kilos, más espacio pueden ocupar."


¡Cuidado! ¡El plástico es tóxico!

Los plásticos pueden llegar a soltar sustancias nocivas durante su degradación, pero ahí no acaba la historia. Las partículas microscópicas de plástico tienden además a absorber toxinas orgánicas contaminantes (como restos de combustible) y envenenan a los peces pequeños y medusas que se los comen creyendo que son plancton. Estos, a su vez, intoxican a sus depredadores al ser cazados.
Los animales más grandes, como las tortugas marinas o los pájaros, sufren las consecuencias de otra manera: también confunden el plástico con algún tipo de alimento pero, como no es digerible, se va acumulando en sus estómagos hasta que no queda sitio para la comida y el animal muere de malnutrición

Las crías de albatros, por ejemplo, ingieren grandes cantidades de plástico recogido por sus padres en el mar pensando que se trataba de algún pez y, por el mismo principio que acabamos de explicar, mueren de inanición con los estómagos llenos de plástico.

Un ave muerta por culpa de inanición debido a ingerir plástico

¡Y también es tóxico para los humanos!

Algunos de los aditivos tóxicos del plástico, como el potente disruptor endocrino bisfenol A,  contaminan la sangre de más del 90% de la población, incluidos los niños recién nacidos.

Los desechos plásticos se van fragmentando en trocitos cada vez más diminutos que atraen y acumulan sustancias tóxicas.

Estos fragmentos contaminan ya todos los mares y costas del planeta y están presentes en prácticamente todos los ecosistemas. Los fragmentos de plástico son ingeridos por animales, incluso por seres microscópicos como el plancton, contaminando la cadena alimentaria de la que dependemos.

¿Por qué no se limpia?

Si se tratara realmente de una isla compuesta por pedazos grandes de plástico, podría estudiarse fácilmente cómo la corriente distribuye la basura, y mandar barcos a recogerla. Pero, al tratarse de partículas tan pequeñas y estar el mar en constante movimiento, limpiarlo resulta extremadamente difícil.

Restos de plásticos encontrados en los océanos


¿Cómo que difícil? ¡Mandas barcos con unas redes muy finas y que se lleven todo el plástico!

Bueno, si mandas redes con agujeros muy pequeños para recoger los granos de plástico está claro que conseguirás vaciar el mar de basura… Y también de peces que sean más grandes que los agujeros diminutos de la red.

Daños irreversibles

Los daños en el ecosistema son irreversibles. La basura ha destrozado un tercio de la superficie de hábitats marinos, y se estima que el 35% de los ecosistemas marinos críticos han sido destruidos. 

El desconocimiento ha sido uno de los grandes problemas para la protección de los océanos. Los océanos abarcan más del 90% de la superficie habitable de la Tierra y el 50% del oxígeno lo producen algas microscópicas —el fitoplancton—, la base de la cadena trófica marina. Los expertos apuntan a que la biodiversidad está en riesgo por un modelo de consumo y producción que no la valora y produce sobreexplotación.

Existen varias islas de plástico en los océanos de la Tierra

Las claves: luchar contra la contaminación marina y la pesca insostenible, ejercer presión para proteger hábitats como corales y reducir la huella de CO2 en la atmósfera.


  2 comentarios:

  1. Muy buen artículo Marian. Es muy importante difundir esta información, fomentar la educación ambiental y reducir el uso del plástico en nuestro día a día.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ernesto :) Tú también realizas una labor de divulgación excelente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado