11 de septiembre de 2015

Los excrementos caninos alumbrarán New York

Ron Gonen, un antiguo comisario para Reciclaje y Sostenibilidad de New York, pretende lanzar el programa Sparky Power. Este novedoso programa consiste en colocar contenedores especiales para depositar los excrementos de los perros. Estos depósitos estarán situados en los parques y jardines de esta gran ciudad.


Recoger la caca en New York es obligatorio
En New York recoger la caca de tu perro no es un acto de civismo, sino la norma. Quien no lo hace se expone a una multa de 250 dólares.

Ahorro económico
Las cacas de los perros no salen gratis a los contribuyentes, ya que los excrementos tienen que ser recogidos y transportados a los vertederos, y este proceso tiene un coste aproximado de 100 dólares por tonelada de caca.

¿Cómo se producirá la electricidad?
Se calcula que los 600.000 perros de New York generan 100.000 toneladas de excrementos al año. Estas cacas liberan gas metano que será transformado en energía. Además es importante recordar que, el gas metano es un gas con mayor efecto invernadero que el dióxido de carbono.

El programa piloto colocará contenedores para generación de energía limpia en tres parques de la ciudad con un coste aproximado de 100.000 dólares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado