29 de septiembre de 2015

La bacteria que se come el petróleo

La bacteria Oleispira antártica RB‐8, encontrada en el océano Antártico, es capaz de degradar hidrocarburos a muy baja temperatura (entre 4 y 6 grados centígrados) , y a niveles muy superiores a los mostrados por otras bacterias.



Los resultados de este trabajo han sido publicados en la revista Nature Communications, y como nos explican los científicos podrían aplicarse en programas de descontaminación de fondos marinos y zonas polares.

¿Cómo se comporta?

Según el investigador del CSIC Manuel Ferrer, el metabolismo de la bacteria es incapaz de obtener carbono de otra fuente que no sea un hidrocarburo. Además, la bacteria es capaz de producir altas concentraciones de anticongelante natural y modificar su membrana celular para resistir condiciones de alta salinidad y baja temperatura.


Una bacteria que ayudará a diseñar nuevos programas de descontaminación

La Oleispirina antártica tiene una proteína cuya estructura a baja temperatura favorece el correcto funcionamiento de otras necesarias para la degradación de hidrocarburos. Asimismo, sus proteínas están muy cargadas en la superficie, lo que favorece una adecuada actividad catalítica  (proceso por el cual se aumenta la velocidad de una reacción química).
 

  1 comentario:

  1. Sin duda sería un gran avance para emplear en España sobre todo en la Coruña y el estrecho de Gibraltar que es donde más desastres mediambientales se vienen produciendo debido al gran transito de petroleros por esas zonas.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado