18 de julio de 2015

El ruido perjudica gravemente a nuestra salud


La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el ruido es uno de los tipos de contaminación que más empeora nuestra salud. Sin embargo, estamos tan acostumbrados a generarlo y a soportarlo que ya no nos damos cuenta de sus peligros.

El límite recomendado como tolerable por la OMS es de 65 decibelios durante el día y 55 dB por la noche. Si se supera este tope, comienzan los problemas de salud. En España este límite se sobrepasa y así lo confirma un estudio de la Fundación la Caixa. Este informe indica que casi el 60% de la población española padece niveles sonoros superiores a los 65 decibelios. 



Pero, ¿realmente afecta la contaminación acústica a nuestra salud? 

Los efectos nocivos del ruido sobre la salud están demostrados científicamente y han sido publicados en informes de organismos como la OMS. Algunos de estos  problemas son: 

  • Problemas auditivos: los ruidos (de 90 decibelios o más) pueden causar la pérdida de audición o pitidos en los oídos. 
  • Problemas psicológicos: irritabilidad, estrés, problemas de comunicación, ansiedad e incluso agresividad. 
  • Problemas fisiológicos: aumento de la frecuencia cardíaca y respitatoria y  la presión arterial. 
  • Alteraciones del sueño y del descanso: falta de atención y aprendizaje,  somnolencia diurna, cansancio y bajo rendimiento. 
  • Aumento de los ingresos hospitalarios: en zonas ruidosas por cada decibelio que supera el umbral de los 65 decibelios, aumentan los ingresos hospitalarios un 5,3%. Por encima del umbral mencionado anteriormente el organismo humano activa respuestas hormonales nerviosas y provoca un aumento de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que puede provocar un incremento del riesgo de infartos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado