7 de abril de 2015

España será un desierto en el año “2050”

El incremento de las temperaturas causado por el cambio climático provocará que en España se sequen algunos de los cultivos más representativos de nuestra agricultura, como los olivos, los viñedos o los cítricos. Las temperaturas serán las responsables de cambiar el clima, el norte será mediterráneo y el sur tan árido como Marruecos, según el informe presentado por el climatólogo Jonathan Gómez Cantero  “Cambio climático en Europa 1950-2050: percepción e impactos”.


Según el informe las emisiones de gases contaminantes que se registrarán en el año 2030, serán el “peor escenario” previsto por los científicos ya que a este ritmo la temperatura media se incrementará “entre 4 y 5 grados”. Estos aumentos de temperatura de hasta 5 grados crearán veranos más largos e inviernos más cálidos, en los que la cantidad de nevadas podría reducirse a la mitad respecto a las cifras actuales.

Según Gómez Cantero el panorama actual es un “reto mundial”, ya que no luchar contra el cambio climático “sale 5 veces más caro que tomar medidas para frenarlo”. Según el climatólogo algunas de las consecuencias directas que tendría un incremento de temperaturas en España serían las siguientes:
  • Pérdidas de cultivos que se secan.
  • Incremento de los desastres naturales.
  • Cambios de migración de las aves debido a unos inviernos más cálidos.
  • Llegada de especies invasoras más habituales de climas tropicales.
  • Además los humedales de las Tablas de Daimiel, Doñana o la Albufera se convertirán en zonas de secano.
Según la previsión, el aumento de la temperatura media en España conllevará un cambio de los climas: El norte pasará a ser mediterráneo y la zona meridional de la Península sufrirá un clima árido similar a Marruecos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por compartir tu opinión.

Últimos comentarios


Calendario ambiental del 2017

Todo lo publicado